Programas Infantiles – Musica cursos manuales y juegos infantiles para chicos
Feb 01

Exelente articulo y muy bien explicado en la web oficial de guardavidas . Esta bueno saber este tipo de cosas para no tener que improvisar cuando realmente estamos en un situacion extrema y no llegamos al hospital o santorio.

Parto de emergencia diagnostico y tratamiento en primeros auxilios

Partos de Emergencia en primeros auxilios. El parto es la función normal femenina y consiste en la expulsión del feto fuera del organismo de la madre. El nuevo ser formado en la fecundación se denomina embrión.

Parto de emergencia diagnostico y tratamiento en primeros auxilios

A partir de la duodécima semana se denomina feto, sus órganos están casi constituidos y formados, solo tiene que crecer y madurar. Se dice que un feto es viable, cuando es capaz de sobrevivir fuera del organismo de la madre. Generalmente el feto es viable a partir de la semana veintiséis. Este periodo es relativo, ya que se debe tener en cuenta el estado general del feto y de su madre.

Diagnósticos previos

Se debe conocer primero si la embarazada está o no a término. Esto se realiza mediante el interrogatorio y la exploración del abdomen. La mayoría de las embarazadas conoce la fecha probable de parto (FPP). Para calcular la FPP, se le suman diez días a la fecha de la última menstruación y al resultado se le restan tres meses.

Otro dato que nos ayudara para saber si el embarazo está a término, es palpar el techo uterino, que en esta situación casi toca el apéndice xifoides, hay que tener en cuenta que en el trabajo de parto, el techo uterino desciende por el encajamiento de la cabeza del niño en el canal de parto.

El segundo diagnostico que se realizara es el de determinar la existencia o no del trabajo de parto.

Una embarazada está en trabajo de parto cuando tiene contracciones dolorosas que se repiten

con una frecuencia aproximada de 3 a 10 minutos.

Mecanismo de parto:

El parto tiene tres etapas: dilatación, expulsión y alumbramiento.

Período de dilatación:

Para que el niño próximo a nacer pueda llegar hasta el canal de parto, el cuello del útero debe dilatarse lo suficiente como para permitir que pase la cabeza. Las contracciones hacen que el feto descienda y al mismo tiempo se dilate el cuello uterino. A medida que el cuello se dilata, el bebé desciende rompiendo el saco amniótico o bolsa de las aguas. En algunos caos la ruptura del saco amniótico se produce antes o bien mucho después, cuando el parto esta muy avanzado. A pesar de lo sorpresivo que puede parecer, este hecho no debe alarmar al auxiliador, ya que es una contingencia perfectamente natural.

En esta etapa se pueden comenzar los primeras auxilios. En primer lugar se debe verificar la posibilidad del traslado de ía victima a un centro asistencial. Si esto no fuera posible, se debe conseguir guantes estériles, sabanas y mantas limpias, piolín (no hilo), encendedor o tijera. Se deben realizar inspecciones constantes para controlar la dilatación. Se debe higienizar la zona genital y perianal de la madre. Una vez que la dilatación es avanzada, el feto comienza el trabajo de descenso y rotación interna, hasta que corona.

Periodo de expulsión:

El segundo periodo comienza cuando el niño empieza a descender por el canal de parto y termina cuando se corta el cordón umbilical. Una vez que el cuello uterino se encuentra perfectamente dilatado, las contracciones se hacen cada vez más intensa y dolorosas, yendo acompañadas de pujos y la imperiosa sensación de evacuar que siente la madre. El momento del nacimiento del niño ya esta cerca y sino llega a tiempo a una institución de internación se seguirá el siguiente procedimiento:

* En esta etapa es fundamental brindar seguridad y apoyo psicológico a la madre.

* Entre las contracciones la madre debe ser invitada a descansar y durante las mismas, debe ser instada a jadear y pujar. Evite que se deje abatir, al menos, que sienta que “Ya no puede más”.

* Cuando la cabeza del bebé empiece a emerger por la vagina, ponga su mano contra la cabeza del bebe, haciendo una presión tal que la cabeza salga pero no abruptamente. Su meta en esta maniobra no es evitar la expulsión, sino que el parto no se produzca demasiado rápido. Esta presión debe ser ejercida en las contracciones.

* Una vez que salió la cabeza, mire y toque que el cordón umbilical no esté arrollado en el cuello del bebé.

* De ser así, tire suavemente del mismo y desenróllelo pasándolo por sobre la cabeza del bebé y de esta manera evitara que éste se estrangule.

* Ya con la cabeza afuera, sostenga al bebé mientras logra sacar sus hombros. Luego de esto la expulsión terminara casi de inmediato.

* Tenga en cuenta que los bebés al nacer son muy resbaladizos, por lo tanto cuando el bebé emerge, debe ser tomado suave pero firmemente.

* Seque al bebé y cambie las toallas.

* Apóyelo cuidadosamente tan rápido como le sea posible sobre una toalla estéril.

* Limpiar la boca y la nariz para evitar aspiración de secreciones. Puede ser útil además extender levemente su cabeza para mejorar la respiración.

* Estimúlelo masajeando la espalda y el tórax.

* El bebé debe estar al mismo nivel que el cuello del útero de la madre para que la movilidad de la sangre no pase del bebé a la placenta o viceversa.

* Ate el cordón en dos lugares con un piolín ancho, tenga en cuenta que un hilo muy fino cortara el cordón. Realice el primer nudo a unos 10 cmts. del ombligo del bebé, luego realice el segundo nudo a unos 5 cmts. del primero. El tramo entre ambos nudos no debe tener pulso. Cuando ambos nudos están asegurados, secciónelo entre ambas ligaduras y entregue el bebé a algunas de las personas que colaboró o a la madre.

* Controle que no haya pérdida de sangre por el cordón.

* Evalúe el color del bebé (es normal que en los primeros minutos de vida, las manos y los pies se vean cianóticos), además verifique su respiración (40/60 por minuto) y el pulso (120/160 latidos por minuto). Nótese que las frecuencias normales para un neonato son tangiblemente superiores a las de un adulto.

Periodo de alumbramiento:

La placenta y la membrana son expulsadas. Una vez expulsada la placenta se guardará envuelta en gasa húmeda y se la llevara al centro asistencial junto con la madre.

Cuidados posteriores de la madre:

* La expulsión de la placenta es normalmente acompañada por un repentino derrame de sangre desde la vagina, reflejando la separación de la placenta de la pared uterina.

* En este caso, masajee suavemente el útero, el cual puede ser palpado como si fuera una naranja en el abdomen. Hágalo en forma circular hasta que sienta que se contrajo y se volvió firme.

* Coloque el bebe en el pecho materno, la estimulación del pezón de la madre, dispara una variedad de reflejos que promueven la contracción del útero.

Puede disponer de frío local, sobre el abdomen para controlar la hemorragia. Recuerde la cantidad de apositos utilizados para cohibir la hemorragia, eso dará una idea de la cantidad de sangre perdida. Si la pérdida es grande, proceda como si de shock hipovolemico se tratase.

mas info en guardavidas

Deja una respuesta